96 384 72 08

C/ Nicolás Estévanez, 14. 46018. Valencia

Ablación por radiofrecuencia de nódulos tiroideos

La ablación por radiofrecuencia de nódulos tiroideos

Hoy os queremos presentar una nueva técnica que vamos a comenzar a realizar en la clínica: la ablación por radiofrecuencia de nódulos tiroideos. Pero antes vamos a conocer con detalle la patología nodular tiroidea.

Los nódulos tiroideos son una patología extremadamente frecuente, con estudios de hasta un 50% en mayores de 50 años. Son nódulos en su gran mayoría benignos, aunque algunos de ellos llegan a crecer y producir molestias. Estas molestias pueden ser al tragar, respirar, dormir…todas derivadas de tener un bulto en el cuello de 2 o más cm. Hasta ahora, la única opción era la cirugía, extirpando junto con el nódulo, la mitad o la totalidad de la glándula tiroidea. Las consecuencias de ello eran, primero, someterse a una intervención quirúrgica. Esta, aunque sencilla, conlleva anestesia general, ingreso hospitalario y una cicatriz. La segunda consecuencia, la posibilidad de complicaciones a nivel de la voz (afonía) o sobre las glándulas paratiroides si resultaban dañadas. Y por último, la posibilidad de acabar requiriendo tratamiento con hormona tiroidea de por vida.

Con la ablación por radiofrecuencia de nódulos tiroideos, se evitan la práctica totalidad de estas consecuencias. La técnica se realiza de modo ambulatorio y con anestesia local. Por ello, el paciente que viene a la clínica está en casa de nuevo en unas 3 horas. Dado que es una punción, no deja cicatriz alguna. Las complicaciones son muy raras y de generalmente de poca importancia. Es prácticamente imposible que resulten dañadas las glándulas paratiroideas. Y la glándula tiroides queda conservada, por lo que no se necesita tratamiento con hormona posteriormente.

¿En qué consiste la técnica?

La aguja emite una energía térmica que quema y necrosa el nódulo tiroideo. Quemar el interior de la glándula tiroidea no produce dolor (el dolor se nota en la cápsula, que es la parte exterior). Por ello, la técnica es muy poco o nada dolorosa en la mayoría de los casos. Tras la misma, se aplica hielo local sobre la zona, y en 2-3 horas se da el alta al paciente. Los que presentan alguna molestia posterior, con un antiinflamatorio suelen tener suficiente.

¿Quién se la puede realizar?

Todo paciente con un nódulo de 2 cm o más, que presente molestias derivadas del mismo o en el que se observe un crecimiento durante el tiempo. Los únicos requisitos son tener 2 PAAF (punciones con aguja fina) que demuestren benignidad y no tener alteraciones en la movilidad de las cuerdas vocales.

¿Quien realiza la ablación?

La técnica la coordina nuestro especialista en endocrinología, Miguel Angel Mollar. Él se encarga de realizar las visitas iniciales al paciente, seleccionar los casos y proporcionar gran parte de la información. La técnica en sí, la realiza el experimentado radiólogo intervencionista Enrique Esteban. Él realiza una ecografía al paciente para confirmar que el paciente es candidato y si lo es, él es quien hace la ablación.

En conclusión

La ablación por radiofrecuencia de nódulos tiroideos es una técnica rápida, sencilla y segura. Desde este momento, la tenéis disponible en nuestro centro. Para más información, no dudéis en contactar con nosotros.